Piscina

Cómo cambiar mi vida con 30 retos

Mónica Debes Leer, Mente y espíritu 2 Comments

30 RETOS PARA EL DESPERTAR INTERIOR

Método práctico, basado en retos de 30 días, para conseguir tu desarrollo personal y conocer tus fortalezas.
Descárgate el póster para empezar.
DESCARGAR PÓSTER Y SUSCRIBIRME
*Te enviaremos email de confirmación para la suscripción.

Cambiar no es fácil. Así de simple, tienes que currártelo. Pero merece la pena, y mucho…

Si te dijera que puedes aprender a manejar la relación con tus emociones, dejar de sufrir por el sufrimiento (valga la redundancia) o empoderarte para conseguir lo que quieras, me tacharías de ilusa.

“Ya, pero.. ¿cómo lo hago? Esto del desarrollo personal es súper difícil, no sé por dónde empezar o me aburren esos tochos de libros que ni entiendo. Además, no tengo dinero para hacer ese curso que te cambia la vida o para viajar a la India a buscar inspiración”.

¡BASTA! Basta ya de excusas, por favor. Tú puedes, si te da la gana PUEDES CAMBIAR TU VIDA. Todo está dentro de ti. Tienes PODER de sobra para crear lo que quieras en tu vida, pero tienes que querer hacerlo. Así, milagros instantáneos… a lo mejor en la virgen de Lourdes consigues algo..

Te propongo actuar, ir introduciendo cambios en tu vida y curiosear en diferentes aspectos de la espirtualidad, desarrollo personal y bienestar mediante retos de 30 días.

No me digas que no puedes intentarlo, ¡venga ya!

RETOS ETAPA 1: MENTE DE MONO

  1. 30 días sin cafeína, alcohol, tabaco y drogas
  2. 30 días viendo amanecer
  3. 30 días meditando 20 minutos
  4. 30 días haciendo deporte
  5. 30 días sin sexo

RETOS ETAPA 2:  MENTE PRINCIPIANTE

  1. 30 días leyendo Armónicamente
  2. 30 sin procrastinar
  3. 30 días siendo autodidacta
  4. 30 días de orden y limpieza
  5. 30 días leyendo sobre espiritualidad

RETOS ETAPA 3:  MENTE CALMADA

  1. 30 días sin estímulos digitales
  2. 30 días dibujando
  3. 30 días escribiendo un diario
  4. 30 días conectando con la naturaleza
  5. 30 días de mindfuleating

RETOS ETAPA 4: MENTE DESPIERTA

  1. 30 días hablando con desconocidos
  2. 30 días practicando la honestidad
  3. 30 días de amabilidad
  4. 30 días de ducha fría
  5. 30 días sin juzgar

RETOS ETAPA 5: NO MENTE

  1. 30 días conectando con el amor
  2. 30 días meditando 1h
  3. 30 días responsabilizándote de tu vida
  4. 30 días practicando la compasión
  5. 30 días practicando la gratitud

RETOS ETAPA 6: MENTE ILUMINADA

  1. 30 días de frugalidad
  2. 30 días de ayuno intermitente
  3. 30 días practicando la asertividad
  4. 30 días identificando tus emociones
  5. 30 días meditando 2h

El objetivo de todo esto: la iluminación. “¡Ay, Dios!, ahora sí que me mataste…, la iluminación, qué esotérico suena eso. No me cuentes rollos, tía. A mí dámelo mundano que me pierdo.”

Beneficios

  • Connector.

    Construye confianza y disciplina en ti mismo

  • Connector.

    Conoce tus debilidades e incrementa tus fortalezas

  • Connector.

    Mejora tu salud

  • Connector.

    Aumenta tu productividad

  • Connector.

    Consigue tus metas


6 etapas de evolución de tu mente

Los retos están agrupados en 6 etapas, basadas en los seis estadíos de la iluminación descritos en la tradición Zen formando una progresión natural directa hacia la autorealización oriéntandote con sentido en tu viaje.

Mente mono

Retos para superar comportamiento biológicamente compulsivo y desarrollar una fuerza de voluntad de hierro.

Mente principiante

Retos para construir una base de disciplina y conciencia desde la que lanzarte hacia lo más alto.

Mente quieta

Retos para cultivar una mente calmada, sensible, perceptiva y artísitica.

Mente despierta

Retos para transformarte en una fuente energética de buen rollo y bondad.

No mente

Retos diseñados para ayudarte a combatir al ego y encontrar el vacío mental.

Mente iluminada

Retos para llevarte a estados de conciencia y autocontrol reservados solo para unos pocos.

RETOS ETAPA 1:
Mente de mono

RETO nº1:
30 días sin cafeína, alcohol, tabaco y drogas

  • Disfrazamos la realidad, no la aceptamos, y huimos del sufrimiento.
  • Vivimos zoombies, drogados, yonquis perdidos.
  • Dejamos que chutes de adrenalina, cafeína, azúcar… sean los responsables de nuestra felicidad.
  • ¿Que tenemos un problema? Venga, una copita para olvidar
  • ¿Ansiedad? Pastillazo, tableta y media de chocolate, un helado…
  • ¿Depresión? 3/4 de lo mismo.

¿Te resulta familiar?

Vivimos saltando de colocón en colocón y con esto reforzamos la idea de que la vida “es una mierda”, “es dura” etc.

Nos contamos historias y nos autoengañamos con pensamientos del tipo “¿Qué va a pasar por esos pequeños placeres diarios? No hace falta que lo deje”. En el fondo estamos diciendo “¿Qué hay de malo en autointoxicarme diariamente?”.

Puede que te digas, “prefiero empezar con un reto más interesante”.

Si desestimas la importancia de cultivar la habilidad de decirte NO a ti mismo, sobre todo en momentos en los que el sistema nervioso está como una montaña rusa, difícilmente conseguirás tomar control en cualquier otra área de tu vida.

  1. Experimentar la realidad tal y como es.
  2. Purificar la mente, el cuerpo y el espíritu antes de realizar el resto de retos.
  3. Tomar conciencia de las sustancias de las que dependemos en nuestra vida diaria para sentirnos bien o aliviar el sufrimiento. En definitiva, aquellas que modifican la realidad.
  4. Pasado el reto, puede que tomes la determinación de dejar de consumirlas o reducir su dosis.
  5. Darse cuenta de los motivos ocultos en la ingesta de esas sustancias (miedos, presión social, escapar del sufrimiento, un subidón instantánteo…).
  6. Aprender a convivir con tus sentimientos, emociones y reacciones corporales. Aprender a QUEDARSE y no huir, a vivir la vida tal y como es, sin intentar cambiarla.
Durante 30 días no consumas alcohol, cafeína, nicotina etc. Es decir, ninguna sustancia que altere tu sistema nervioso a modo de chutes (bien estimulándolo o deprimiéndolo).

Si no tomas ninguna de estas sustancias, puedes eliminar el azúcar, o algún producto que sepas que no te hace bien pero lo tomas por costumbre o porque “te alivia”.

Escribe en tu libreta, ya te dije que era recomendable hacerse con una, la MOTIVACIÓN para llevar a cabo este desafío y tenla visible (en el móvil, en la pared de la habitación, en la parte interna de la puerta de tu casa.

Es recomendable empezar tirando todo resto que tengas en tu poder de estas sustancias.

Y si no sabes por dónde seguir, quizás te ayuden estas preguntas:

  • ¿A qué sustancias les dirás NO en los próximos 30 días?
  • ¿Qué dificultades te encontrarás para llevar a cabo esta abstención?
  • Si en algún momento estás a punto de recaer, ¿cómo recuperarás tu compromiso?
  • ¿En qué contextos te costará más decir NO?
  • ¿Qué beneficios personales crees que obtendrás haciendo este reto?

RETO nº2:
30 días viendo amanecer

Alteramos nuestros ritmos naturales para adaptarlos al trabajo o a los ritmos socialmente impuestos.

Olvidamos que hemos evolucionado hasta donde estamos gracias a la sincronización con la salida y puesta de sol. Aunque luchemos contra eso, somos seres diurnos, a los que nos asusta la oscuridad y que nos carga las pilas la luz del sol.

Nos desconectamos de la naturaleza, del día a día, y vemos en túnel perdiéndonos regalos que tenemos cada día como ver amanecer.

Estamos hiperestimulados por la tecnología, la cuál aunque nos da muchos beneficios, puede absorbernos si no sabemos poner límites alternando el funcionamiento natural de nuestra mente.

A veces estamos fatigados de forma continuada, nos levantamos tarde o muy temprano, pero por obligación, y vamos con el chute de cafeína en vena para “sobrevivir” a un nuevo día con el piloto automático encendido.

  1. Darnos cuenta de que cada día tiene cosas “BUENAS”, gratis y bellas. Esto nos ayudará a incrementar nuestro optimismo.
  2. Contemplar la majestuosidad de la existencia, del mundo que nos rodea.
  3. Practicar mindfulness.
  4. Conectar con la naturaleza.
  5. Incrementar nuestra productividad.
  6. Regular nuestro horario y nuestros ritmos circadianos.
  7. Practicar la GRATITUD: somos afortunados de tener un día más y de tener la suerte de ver espectáculos como este CADA día. ¡Lo tenemos al alcance de nuestra mano!
  8. Tomar conciencia de unidad global. A todos nos alumbra el mismo sol.
  9. Detectar hábitos que nos producen insomnio.
Durante 30 días madruga y sal a ver el amanecer. Obsérvalo como si nunca lo hubieras visto antes.
Si te cuesta madrugar, pregúntate:

  1. ¿Qué hábitos nocturnos pueden provocar que te pierdas el amanecer?
  2. Asegúrate de que te vas a la cama a una hora apropiada. Puedes ponerte una alarma para acostarte, al igual que haces por la mañana para despertarte.
  3. ¿Cuál será tu ritual mañanero para ir a ver amanecer?

RETO nº3:
30 días meditando 20 minutos

No queremos vivir en el presente, nos da miedo enfrentarnos a nuestros “fantasmas” pero, paradójicamente, queremos librarnos de ellos. ¿Por arte de magia?

A veces nos contamos la película, “no tengo tiempo”, “no sé meditar”, “es imposible”, “qué aburrido”

Antes de continuar, me gustaría matizar que hay personas a las que se le despierta su lado espiritual y otras a las que no. Y no pasa nada, cada uno vive su existencia como puede/quiere/conoce.

Pero aquellos que sí han despertado… ¡qué no me cuenten movidas! ¿De verdad no tienes tiempo para dedicarte 15-20 minutos al día? ¿A qué no cuentas las horas que echas en WhatsApp, en Fb, en Internet, durmiendo sin tener sueño para huir etc etc etc?

Huimos del sufrimiento y de los enfrentamientos, en este caso, con nosotros mismos.

No nos aguantamos, no nos conocemos, ¿cómo vamos a esperar que otros lo hagan o nosotros lo hagamos con los demás?

Nuestra tendencia natural es la inquietud, el desasosiego, el estar en alerta todo el rato.
Esto se debe al proceso evolutivo y a la red neuronal por defecto, que siempre está alerta en busca de peligros con el objetivo de lograr nuestra supervivencia.

En el mundo actual en el que vivimos, puede que no se trate de un león, pero sí, por ejemplo, de la presión social de no encajar, de no ser suficientemente bueno etc.

Enfrentarse a eso y admitirlo, es duro, lo evitamos, y preferimos distraernos con cualquier cosa que se nos pase por delante para no tener que plantarle cara.

Si no tenemos calma y serenidad, nos distraemos rápidamente a la hora de implementar modificaciones en nuestra vida y dejamos que tomen las riendas los pensamientos frenéticos y las decepciones. Esto no dejará hueco para nuevas perspectivas, nuevos patrones mentales, nuevas formas de ver la vida.

  1. Domar, de forma directa, nuestra mente de mono.
  2. Reparar nuestra mente, curar heridas.
  3. Descubrir el contenido de nuestra mente y las sensaciones de nuestro cuerpo.
  4. Aumentar la concentración.
  5. Vivir en el presente.
  6. Experimentar la existencia tal y como es, sin intentar cambiarla.
  7. Conocernos.
No hay ninguna forma de meditar MAL, ten esto siempre en mente.

  1. Pon una alarma de 20 minutos.
  2. Siéntate en una postura cómoda: piernas separadas, en ángulo de 90º con el suelo, o un poco hacia adelante. Espalda recta, hombros ligeramente rotados hacia atrás. Dorsos de las manos sobre los muslos. Ojos cerrados, sin apretar, cuello ligeramente inclinado hacia el pecho.
  3. Inspira y espira por la nariz, sin forzar. Más bien habría que decir, date cuenta de que estás respirando.
  4. Concéntrate en la respiración. En las sensaciones corporales que experimentas cuando el aire entra por los orificios de la nariz. Cómo atraviesa las fosas nasales y se calienta. Cómo sale de nuevo por los orificos de la nariz. Cuando se complete un ciclo, cuenta 1. La mente se te irá, FIJO, a cosas pasadas, a cosas futuras. Se te vendrán personas, momentos, circunstancias. Sin juzgar, vueve a la respiración. ES NORMAL DISTRAERSE.
  5. Cuando pasen los 20 minutos, empieza a mover suavemente las manos y los pies y, poco a poco, abre los ojos.
  6. Mantente en esta posición, siendo consciente de ella, unos segundos.
  7. Recupera la actividad normal.

Mucha gente huye de la meditación porque, justamente al hacer esto, vienen a nuestra mente pensamientos, personas, situaciones que nos incomodan, que no queremos VER e integrar en nuestra existencia. Huimos todo el rato.

Si quieres curar una herida, lo primero es destaparla para poder actuar sobre ella, ¿verdad?

Continuar el hábito de por vida, no pasa nada si te lo saltas un día, hombre. Es un hábito.

Aunque el conocimiento teórico, la ayuda de un audio y la asistencia a un taller está muy bien y puede ayudarte (sobre todo al principio), no hay nada que supere la experiencia personal de cada individuo.

ES NORMAL QUE TE DISTRAIGAS y que la mente se vaya. Precisamente, gracias a esto, la entrenamos.

RETO nº4:
30 días haciendo deporte

No hace falta decir que cada vez somos una sociedad más sedentaria.

¿Cómo vamos a tener un estilo de vida saludable si no nos movemos?

Con el ejercicio físico no solo mantenemos nuestro cuerpo en forma, también nuestra mente, pues cambia nuestra percepción sobre el mundo.

Fisiológicamente está asociado a la secreción de hormonas que nos proporcionan sensación de placer, de subidón, lo cuál nos empodera y nos hace capaces de todo.

¡Y es gratis!

  1. Mantener cuerpo en forma.
  2. Despejar la mente.
  3. Reservarnos tiempo para nosotros.
  4. Retrasar el envejecimiento.
  5. Mejora del funcionamiento de los diferentes sistemas (el más obvio, el aparato locomotor).
  6. Contagia el resto de áreas de tu vida que te hacen decantarte por un estilo de vida más saludable.

La lista puede ser MUUUUUY larga, todos conocemos de sobra los beneficios de hacer deporte.

No nos volvamos locos, no hace falta correr la maratón.

La propuesta es bien sencilla: durante 30 días, realiza actividad física durante 30 minutos.

Pon una alarma de media hora y, simplemente, SAL A CAMINAR ¡qué difícil!

Ya dije que esto de los retos es flexible en cierta forma.

Para mí, caminar es algo “fácil”, o que me sale bastante natural, por eso no lo veía como un reto. En este caso quise probar con algo que me costara un poco más.

Hice una burrada, durante un mes estuve corriendo cada día (no te recomiendo que hagas estas tonterías), pero sí que pruebes o alternes.

Escoge un deporte que te guste o, si quieres correr, altérnalo con días de paseo (dale un descanso a las articulaciones).

Puedes escuchar música o un podcast mientras haces ejercicio.

Sería interesante que te plantearas estas cuestiones:
¿Qué horario vas a establecer para hacer este reto?
¿Qué itinerario?
¿Cuando haga mal tiempo, cuál será la alternativa?

RETO nº5:
30 días sin sexo

El deseo sexual es algo natural e innato. NO ES MALO.

Lo que ocurre es que nos proporciona tal subidón que nubla al resto de sentidos y nos desconecta del mundo.

Además, el intento de satisfacer nuestra lujuria, es uno de los mayores responsables de nuestro comportamiento y decisiones (no siempre las mejores).

Sí, así es, actuamos por impulsos, por miedo, por angustia…

No pasa nada, chavales. Somos capaces de redirigir nuestra líbido, tenemos ese PODER (aunque cueste, hacerlo y creerlo).

Transmutación de la energía sexual se llama.

Hay que recordar que el sexo es un deseo humano básico y natural, ya lo hemos dicho. Pero, a diferencia del comer o dormir, no es necesario para la supervivencia. Importante recordar esto: está muy bien, da mucho gusto, pero no lo necesitamos. Es una elección.

Sé que necesitarás razones de peso para convencerte y realizar este reto…
Pero conseguirás:

  1. Aumentar la fuerza de voluntad.
  2. Educar nuestros deseos.
  3. Dejar de ser un mono.
  4. Ampliar y conectar con tu potencial. Transformar toda esa energía concentrada en el sexo en otro ámbito creativo. ¿Recuerdas eso de “la energía ni se crea ni se destruye, solo se transforma?”. Pues es una ley muy bien traída. Para mí esta es la razón clave.
  5. Aumentar nuestra LIBERTAD, dejar de depender del sexo. Lo que conlleva la reducción de estrés. Frases del tipo “es que hace x meses que no me acuesto con nadie, no puedo más”, sí puedes, pero no quieres o no sabes redirigirlo. Ese tipo de afirmaciones te hacen estar en tensión, tener la necesidad de “cumplir”, de “encontrar a alguien”, aunque tú te arregles por tu cuenta. De nuevo, la sociedad SEXUAL en la que vivimos, te pone la checklist para que la rellenes. Si no cumples… ya se te resta un punto en el apartado de aceptación social y cumplimiento de expectativas.
Durante 30 días no veas porno, te masturbes, tengas sexo o cualquier tipo de estímulo sexual.

Esto no es una cuestión de celibato para toda la vida.

Como el resto de retos, son pruebas, son experimentos.

BUSCA UNA MOTIVACIÓN
(creo que es de los retos donde es realmente importante tener esto claro).
Define en qué emplearás esa energía (por ejemplo, trabajar en un proyecto personal, hacer deporte, pintar…).

Haz una reflexión antes de empezar para adelantarte a los acontecimientos y conocer:

  1. ¿En qué situaciones será más difícil cumplir el reto? (Por ejemplo: cuando estoy deprimido, cuando salgo de fiesta, cuando estoy con el ordenador etc). Para esto último hay aplicaciones que bloquean páginas webs para que no caigas en la tentación. Aquí hay un artículo que describe una lista de ellas: http://es.gizmodo.com/8-herramientas-para-evitar-las-distracciones-online-y-t-1594018971
  2. ¿Cómo recuperarás el compromiso en caso de que estés a punto de saltártelo?
  3. ¿Cuáles son los pros y los contras de ver porno o masturbarte?

 

RETOS ETAPA 2:
Mente principiante

RETO nº6:
30 días leyendo Armónicamente

El objetivo de Armónicamente es ayudar a otros, mediante mi experiencia y/o descubrimientos, a que saquen su poder, su fuerza, su potencial y tengan la valentía de construir la vida que quieren.

En armónicamente pretendo que te cuestiones las cosas, que no aceptes porque sí, que te quites condicionamientos y miedos, que dejes de creerte trolas que te llevan contando toda tu vida, que tengas LIBERTAD.

Eres PODEROSO, tienes capacidad para CREAR lo que quieras. Lo tienes dentro.

No pasa nada si no sabes cómo, para eso estamos aquí (yo la primera), ya se te irán presentando las herramientas. La cuestión es que si estás despierto, investigues y encuentres la forma que funciona para ti, tu forma.

  1. Tener LIBERTAD.
  2. Ser OBJETIVO.
  3. Construir la VIDA que quieres.
  4. Eliminar la CULPA.
  5. Tener una vida plena, descubrir tu propósito.
  6. Deshacerte de PATRONES y CONDICIONAMIENTOS.
  7. Quitarte “deberías” o “no deberías”.
  8. Conocer tus derechos.
  9. Sanar tu relación con el dinero.
  10. Superar miedos.
  11. Abrazar al sufrimiento e integrarlo en tu vida diaria. Aceptar la vida tal y como es.
  12. EMPODERARTE.
    ¿Quieres que siga?
Durante 30 días lee un artículo de Armónicamente cada día.

Me lo estoy currando para que tengas disponibles, muy próximamente, vídeos y audios. Te doy un adelanto de los temas, de mis experiencias con:

  1. Dinero.
  2. Perfeccionismo.
  3. Expectativas ajenas y “deberías”.
  4. Sacar el emprendedor que llevas dentro.
  5. Cómo emprender sin dinero y sin idea.
  6. Cómo superar tus miedos.
  7. Enfrentarse a la muerte y a la enfermedad.
  8. Cómo poner límites.
  9. Manejar la ansiedad.
  10. Manejar la depresión.
  11. Cómo incrementar tu autoestima.
  12. Sacar el poder que tienes dentro.
  13. Humildad española.
  14. Atreverse a dejar una carrera.
  15. Vivir en el presente y disfrutarlo.
  16. Celos, envidia y desconfianza.
  17. Hay vida más allá del funcionariado.
  18. Conocer tus derechos emocionales, tus derechos asertivos.
  19. Fluir, conocer lo que puedes controlar y lo que no.
  20. Conocer y entender tus emociones.
  21. Vibrar en la ABUNDANCIA.

Y otros que se están cociendo 😉

Ten contigo una libreta en la que saques tus propias conclusiones y resumas cada artículo.
No te creas nada, saca tu verdad, investiga.

RETO nº7:
30 días sin procrastinar

Próximamente
Próximamente
Próximamente

RETO nº8:
30 días siendo autodidacta

Próximamente
Próximamente
Próximamente

RETO nº9:
30 días de orden y limpieza

Próximamente
Próximamente
Próximamente

RETO nº10:
30 días leyendo sobre espiritualidad

Próximamente
Próximamente
Próximamente

RETOS ETAPA 3:
Mente quieta

RETO nº11:
30 días sin estímulos digitales

Próximamente
Próximamente
Próximamente

RETO nº12:
30 días dibujando

Próximamente
Próximamente
Próximamente

RETO nº13:
30 días escribiendo un diario

Próximamente
Próximamente
Próximamente

RETO nº14:
30 días conectando con la naturaleza

Próximamente
Próximamente
Próximamente

RETO nº15:
30 días de mindfuleating

Próximamente
Próximamente
Próximamente
Próximamente

RETOS ETAPA 4:
Mente despierta

RETO nº16:
30 días hablando con desconocidos

Tenemos miedo de la gente, de hacer el ridículo y de que nos rechacen.

Prejuzgamos y nos limitamos a relacionarnos con los conocidos por “miedo a…”. Con esto, nos estamos perdiendo un montón de experiencias y oportunidades para ver el mundo, nos cerramos a nuevas formas de pensar y a, quizás, hacer nuevos amigos.

Somos seres sociales por naturaleza. A la mayoría de la gente le encanta hablar con otros y compartir. Cuando descubres esto, ves que el mundo es más hospitalario de lo que habías imaginado y se te quitan bastantes miedos, lo que te permite ser un poco más confiado y vivir más relajadamente.

A veces la gente simplemente no se atreve, ¿y si dieras tú el primer paso?

  1. Enriquecer tu vida con otros puntos de vista.
  2. Salir de tu zona de confort.
  3. Vencer la timidez.
  4. Trascender el ego.
  5. Contribuir a ver el mundo como una comunidad, no como un campo de batalla.
Durante 30 días habla con, al menos, un desconocido al día.
No se trata de hacerse súper colegas, que también puede ser.
Es más fácil de lo que parece.
Para vencer la timidez y el miedo de acercarse a hablar con un desconocido, puedes acercarte para preguntar algo que ya sabes (como la hora) o hacer un comentario sobre algo que estás observando que está haciendo que te gusta, o que lleva puesto o lo que sea. (Ejemplo 1, estás en un mostrador comprando el pan, ves lo que la otra persona ha comprado y le preguntas sobre el sabor de ese pan que no has probado, o sí, la cosa es establecer una comunicación.
Ejemplo 2: en una tienda de perfumes, te acercas a la zona de frascos de muestras y le preguntas a la persona más cercana cuál te recomendaría para ti si te gustan los olores dulces, o para un regalo etc.)
Como ves, no hace falta intentar establecer una súper megaamistad. El objetivo es quitarte el miedo de la gente y darte cuenta que son lo mismo que tú.

RETO nº17:
30 días practicando la honestidad

Le damos mucha importancia o, directamente, necesitamos la aprobación ajena para sentirnos bien, para tener autoestima,sentirnos queridos y/o encajar.

Esto se traduce en presión y estrés, además de un atentado hacia nosotros mismos.

Nos ponemos máscaras, intentamos ser alguien que no somos, no nos permitimos mostrar nuestra verdadera personalidad por si nos “descubren” y dejan de querernos. ¡Qué horror, nos sentiríamos excluídos!

Utilizamos la mentira, aunque sea “piadosa”, para conectar con los demás y agradarles.

Con todo esto, nos engañamos y los engañamos, construyendo relaciones interpersonales falsas además de perdernos el respeto hacia nosotros mismos, reprimiéndonos, sin dejar que se exprese nuestro verdadero yo.

Agradar TODO el rato a los demás, es agotador.

  1. Aceptarnos, no fingir sobre nosotros mismos.
  2. Permitirnos no ser perfectos, y hacer creer que estamos siempre súper bien.
  3. Tener relaciones interpersonales sanas.
  4. Respetarnos, permitirnos ser como somos.
  5. Conocernos, darnos cuenta de nuestros sentimientos y pensamientos, no reprimirlos.
  6. Identificar los patrones de comportamiento y nuestra habilidades sociales, y observar si verdaderamente están conectados con nuestros valores y deseos, o son herramientas que sólo nos permiten “sobrevivir”.
  7. Soltar el peso de la mentira.
  8. Relajarnos, no tener que actuar cuando nos relacionamos con los demás, lo que nos reduce estrés, ansiedad y miedo.
Durante 30 días sé honesto contigo y con los demás.
No mientas sobre tus sentimientos, ideas y preferencias.
Es lógico que en la sociedad en la que vivimos a veces tengas que adoptar papeles diferentes en función de con quién te relaciones (con tu jefe, con tus hijos… ). Permítete ser tan honesto como puedas. Si alguna vez no lo eres, no lo seas, pero sé consciente de la trola que estás contando, o el motivo por el cuál estás actuando de esa forma.

Por ejemplo, si un niño de tres años te pregunta por los Reyes Magos. Sí, claro que le puedes decir que es todo una mentira, pero en ti está el conocer el contexto en el que estás dispuesto a ocultar la verdad, o el fin de esa mentira.

Este reto te permitirá conocer hasta qué punto estás dispuesto a ser hostesto contigo mismo y con los demás. Este reto te mostrará tus propios límites. Quizás dejes de ser la persona políticamente correcta que no se mojaba con nada, sin necesidad de ser borde o cruel.

Es una oportunidad para practicar la asertividad permite precisamente eso, decir lo que piensas o sientes DE VERDAD, sin ser cruel o desmesurado con la otra persona. El equilibrio es una buena virtud… suelen decir por ahí.

Otra estrategia es la de no meterse a dar explicaciones si aún no te sientes con la seguridad necesaria para decir abiertamente tu verdad. Es un proceso. Si algo te incomoda, puedes limitarte a no contestar, diciendo algo de tipo “Prefiero no hablar de eso”, “no me apetece hablar de eso en ese momento”. Estás en todo tu derecho.

Cuando estés preparado para expresarte, lo harás, permítete aprenderlo. Mejor eso que lamerle el culo a alguien solo por agradar o ir en contra de tus verdaderos sentimientos solo por tener que dar una respuesta inmediata y agradable. Decir no a veces es más sano que mil síes.

RETO nº18:
30 días de amabilidad

Cada vez más, parece que que la gente en este mundo está dividida por sus ideas, hasta el punto que incluso mostrarse hostiles con aquellos que no las comparten.

Nos creemos el ombligo del mundo y poseedores de la verdad absoluta.

Este sentimiento de absoluta certeza nos hace ser incapaces de apreciar las virtudes de los puntos de vista ajenos y ha sido la causa de innumerables conflictos y actos de violencia a lo largo de la historia de la humanidad.

  1. Recuperar la fe en la humanidad.
  2. Recordarnos lo bueno que hay en nosotros y en los demás.
  3. Conectar con el mundo y con todos los que habitan en él, tomando conciencia de la idea de comunidad y expandiendo nuestro círculo de compasión.
  4. Desear el bien a ti mismo y a los demás.
  5. Liberar estrés, al confiar más, y no sentirnos constantemente amenazados.
  6. Aprender a aceptar el mundo tal y como es, sin miedo.
  7. Incrementar nuestra compasión.
  8. Aprender a aceptar la idea de que los demás no tienen por qué estar de acuerdo con nosotros o que pueden decirnos NO, y no sentirnos mal por ello.
  9. Ayudar a que nuestra especie sobreviva y prospere.
  10. Aumentar tu sentimiento de alegría y la sensación de tener un propósito en el mundo.
Durante 30 días realiza, al menos, un acto de bondad/amabilidad cada día.
Utiliza el sentido común. Hay gente que no está dispuesta a aceptar tu ayuda o atención y si tratas de dársela, puede que te que pongas en peligro.
Valora este hecho y acepta la existencia de este tipo de personas.

RETO nº19:
30 días de ducha fría

Vivimos muy cómodos y estamos medio zoombies, adormilados.

Nos faltan estímulos naturales que nos hagan despertar en esta realidad, no que nos lleven a otra.

Solemos padecer fatiga y falta de energía y seguimos manteniendo los mismos hábitos porque estamos “agustito”, pero podemos hacer mucho más de lo que pensamos.

  1. Fortalecer tus venas y sistema circulatorio en general.
  2. Ganar energía de forma natural, claridad mental e incluso euforia.
  3. Salir de tu zona de confort.
  4. Aprender autocontrol.
  5. Incrementar tu disciplina y fuerza de voluntad.
  6. Sentirte vivo.
  7. Valorar tener agua caliente.
Termina tu ducha diaria con 2 ó 3 minutos de agua fría durante 30 días.
Si tienes problemas de salud, consulta con tu médico antes de realizar este reto.

Si te sientes realmente mal bajo la ducha fría (dolor, tembleque excesivo…) sal de la ducha inmediatamente, y dale calor a tu cuerpo. Consulta con tu médico, si es que no lo has hecho ya.

Si estás sano como una manzana, prueba a incrementar la duración de agua fría en tu ducha. Incluso puede que, después de un tiempo, encuentres tan agradable ducharte con agua fría que elimines por completo el agua caliente en tu aseo diario.

RETO nº20:
30 días sin juzgar

Add some content to your accordion item here.
Add some content to your accordion item here.
Add some content to your accordion item here.

RETOS ETAPA 5:
No mente

RETO nº21:
30 días conectando con el amor

(No te flipes que no va de ligar el tema)

Vivimos en sociedades basadas en la dominación y la competición.

Vemos al resto como enemigos y competencia feroz.

Vibramos en la escasez, nos sentimos amenazados, experimentamos miedo y negatividad.

Además, solemos desconectarnos con nosotros mismos y tenemos un diálogo interno negativo.

Como consecuencia, nos desconectamos de los demás, alejándonos de la esencia común y no somos capaces de vernos como iguales.

  1. Respetarnos, querernos y desearnos lo mejor a nosotros mismos, reclamando nuestra herencia, y nuestro derecho a tener abundancia.
  2. Proyectar esto sobre los demás.
  3. Reducir estrés y la respuesta inmune. Vivir más relajados. No hay tantos peligros alrededor.
  4. Activar áreas cerebrales relacionadas con la empatía.
  5. Mejorar las relaciones interpersonales.
  6. Ser más paciente, benevolente y compasivo.
Meditar y visualizarnos compasivos con nosotros mismos, deseándonos felicidad y “abrazándonos”, respetándonos. Viéndonos dignos de abundancia de todo tipo.
Repetir el proceso con gente cercana a la que queremos (amigos, familiares…).
Repetirlo con gente “neutra”, desconocida.
Repetirlo con gente “difícil de querer”.

RETO nº23:
30 días meditando 1h

Add some content to your accordion item here.
Add some content to your accordion item here.
Add some content to your accordion item here.

RETO nº23:
30 días responsabilizándote de tu vida

La vida es como es, no hay cosas ni buenas ni malas.
Muchas veces huimos de lo doloroso y solo ansiamos placer y experimentar exclusivamente alegría.
Como no aceptamos la existencia tal y como es, cuando experimentamos una situación dolorosa, queremos hacerla desaparecer. No queremos hacernos responsables de nuestras vidas, ponemos excusas y actuamos de dos formas:

  1. Vamos de víctimas (los demás y todo lo que hay a nuestro alrededor son los responsables de lo que me pasa).
  2. Automachaque y CULPA “soy lo peor”, “qué mal lo hago todo”, “nunca lo haré bien”.
  1. Ganar autorrespto: no dejarnos a la mereced de otros ni cargarnos con la culpa de lo mal que lo hacemos todo.
  2. Ganar NEUTRALIDAD ante la vida.
  3. Ser conscientes de lo que podemos controlar y actuar sobre ello, dejando a un lado lo que NO está bajo nuestro alcance.
  4. Empoderarnos y tomar las riendas de nuestras vidas.
  5. Conectarnos con nuestro poder.
  6. Llevar una vida más fluida y satisfactoria, contagiando esto a la vida de los que nos rodean.
Durante 30 días no culpes a los demás ni a las circunstancias externas de todos los problemas de tu vida.

Identifica las áreas que puedes controlar y céntrate en actuar sobre ellas, asumiendo la total responsabilidad de tu existencia.

RETO nº24:
30 días practicando la compasión

En la vida hay sufrimiento.

Como seres humanos que somos, todos tenemos los mismos miedos y nos enfrentamos a las misma situaciones dolorosas.

Sin juzgarlo, viendo el sufrimiento como una parte más de la vida de todos nosotros, podemos tomarlo como un punto de conexión con el resto de ser humanos para verlos como iguales y no como enemigos.

Es una oportunidad para tratar de ayudarlos con cariño y amor. Nos damos cuenta de su sufrimiento y nos vemos motivados a echarles una mano.

  1. Ser feliz.
  2. Desear a otros que sean felices.
  3. Existencia más plena.
  4. Conectar con el resto de seres humanos, vernos como iguales y no enemigos.
  5. Sentir conexión con el todo.
  6. Disminuir juicios, envidias y enfrentamientos.
Add some content to your accordion item here.

RETO nº25:
30 días practicando la gratitud

Muchas veces juzgamos los acontecimientos como buenos o malos.

Tenemos visión en túnel y/o distorsionamos la realidad.

No somos capaces de ver las cosas buenas que nos pasan cada día.

  1. Ampliar nuestra visión del mundo, apreciar todos lo matices y no limitarnos a lo que nos genera sensaciones desagradables.
  2. Ver cada hecho, cada circunstancia, como necesario para el desarrollo total de nuestra existencia y nuestro aprendizaje vital.
  3. “Abrazar” el sufrimiento y agradecer su existencia para crecer tener apreciar las situaciones gratificantes.
  4. Aceptar la vida tal y como es.
Durante 30 días, escribe en tu libreta 3 cosas por las que estás agradecido cada día.

RETOS ETAPA 6:
Mente iluminada

RETO nº26:
30 días de frugalidad

Nos centramos en lo material y superficial para paliar las carencias profundas que tenemos en nuestro interior y no enfrentarnos a ellas.

Nos refugiamos en la búsqueda de placer instantáneo a través de la comida, el alcohol, las drogas, la estimulación digital o el sexo, para liberarnos de toda responsabilidad de nuestras vidas y evadirnos de la realidad.

Nos cargamos de cosas por la camino y lo tapamos al andar.

Generamos dependencias en lo material y sufrimos cuando no lo tenemos o nos lo arrebatan.

  1. Controlar tus impulsos.
  2. Detectar todo lo superfluo.
  3. Conocer las cosas que son esenciales en tu bienestar y descartar las que no lo son.
  4. Practicar el desapego.
  5. Aprender a agradecer “los extras”.
Durante 30 días vive con lo básico.

Este reto refuerza el reto número 1, el 5 y el 6.

RETO nº27:
30 días de ayuno intermitente

De nuevo, nos refugiamos en la comida para tapar nuestras carencias y enmascarar problemas y emociones.

Comemos pero muchas veces no nos nutrimos.

En ocasiones dejamos que la comida dicte nuestras vidas, bien por exceso o por defecto, sin darle la importancia que merece.

Sobrecargamos nuestro sistema digestivo, no le damos descanso y acumulamos toxinas que se reabsorben una y otra vez en nuestro cuerpo.

Somos lo que comemos y, generalmente, tenemos una relación bastante tóxica con la comida.

  1. Agradecer la oportunidad de comer cada día.
  2. Valorar la comida y conectar con los alimentos.
  3. Dar descanso fisiológico a nuestro cuerpo.
  4. Desintoxicarnos.
  5. Distinguir entre hambre emocional y hambre real.
  6. Controlar los impulsos y la glotonería.
  7. Aprender estrategias ajenas a la comida para manejar nuestras emociones.
Durante un mes, haz una dieta normal y saludable un día y, al siguiente, restringe el comer a una sola vez al día. Retoma la normalidad y come varias veces (como vienes haciendo) al día siguiente, y repite el proceso de días alternos (1 día come normal, al siguiente una sola vez).

RETO nº28:
30 días practicando la asertividad

Solemos tener relaciones interpersonales muy tóxicas.

Son uno de los aspectos más difícil con los que lidiar.

Cada uno tenemos nuestra historia, nuestras creencias, nuestras experiencias y circunstancias vividas, lo que suele traducirse en miedos y heridas emocionales.

Solemos sentirnos atacados y contestamos con gran reactividadnos callamos por no molestar.

Tanto uno como otro patrón, son afuncionales, nos llevan a conflictos y a frustración.

Generamos expectativas en los demás y nos liberamos de la responsabilidad sobre nuestra propia vida.

  1. Mejorar la comunicación y, consecuentemente, las relaciones interpersonales.
  2. Aprender a entender a los demás y a implementar la escucha activa.
  3. Dejar de depender del cumplimiento de expectativas ajenas.
  4. Disfrutar de nuestra condición de seres sociales y tener relaciones sanas.
Durante 30 días, cuando interactúes con otras personas intenta comunicarte enunciando frases expresando lo que observas, sientes y necesitas, terminando con una propuesta. Se resume siguiendo estos 4 pasos:

  1. Di lo que observas. Evita los juicios, las interpretaciones, los debería y las convicciones morales. Empieza por “Cuando (escucho, oigo, observo)…”
  2. Sigue con lo que sientes sin echarle la culpa a la otra persona de tus emociones o sensaciones corporales. Evita los “me provocas, me haces sentir…” Transfórmalo en un “… yo me siento (triste, enfadado…). Es decir, hazle saber tu emoción.
  3. A continuación, enuncia tu necesidad sin mencionar acciones específicas que deba ejecutar la otra persona. No trates de cambiarlo. Céntrate en expresar lo que es importante para ti. Algo así como “… porque valoro, necesito (respeto, aceptación…)”.
  4. Termina la frase con una propuesta clara sin exigir. Solo pide algo que la otra persona pueda hacer, una acción concreta, no pidas un cambio de su pensamiento o su sentimiento. “… estarías dispuesto a (escuchar, pedirme perdón, ayudarme…).

Ejemplo de frase final sonaría algo así: “Cuando escucho insultos, me siento triste. Valoro el respeto por ello, ¿estarías dispuesto a pedirme perdón?”

RETO nº29:
30 días identificando tus emociones

No nos conocemos.

Nos pasamos la vida en piloto automático REACCIONANDO, sin saber por qué.

Evitamos lo que nos provoca sensaciones desagradables en nuestro cuerpo y lo definimos como “negativos”.

Culpamos a los demás o nos fustigamos a nosotros mismos, vemos en túnel.

Otras veces experimentamos momentos de éxtasis, a los clasificamos como “positivos” y nos enganchamos.

No hay emociones ni buenas ni malas, todas son necesarias y forman parte de la vida de una persona. Hay que verlas como señales.
5 son las emociones básicas: MIEDO, IRA, TRISTEZA, ALEGRÍA Y DESEO SEXUAL.

  1. Aprender a sacarle provecho a todas las emociones y sus funciones.
  2. Eliminar el juicio de “emoción positiva o buena” y “emoción negativa o mala”.
  3. Modificar la relación con nuestras emociones.
  4. Liberarnos y vivir más plenamente, sin atormentarnos.
  5. Conocer lo que subyace a nuestras emociones, fundamentalmente nuestros miedos.
  6. Ser conscientes de las reacciones de nuestro cuerpo.
Durante 30 días, haz un registro de las emociones.

Haz 4 columnas:

  1. Emoción.
  2. Situación.
  3. Pensamiento.
  4. Reacción corporal.

RETO nº30:
30 días meditando 2h

Add some content to your accordion item here.
Add some content to your accordion item here.
Add some content to your accordion item here.

Recomendaciones

  • Connector.

    Consigue una libreta

    Considérala tu diario de abordo de este viaje que vas a emprender y que ya no tendrá vuelta atrás. En el desarrollo personal, una vez empiezas, el proceso no se para. Incluso aunque pases por épocas de “parón”, tu mente ya se ha despertado. Descubrirás un montón de cosas sobre ti mismo y experimentarás nuevas experiencias que podrás plasmar para releer tus progresos.

  • Connector.

    Entiende cada reto antes de empezarlo

    No empieces ningún reto sin haberte leído previamente la explicación del mismo. Por favor, no ignores este paso, para algunos retos hay avisos importantes y material complementario que solo encontrarás leyendo la descripción.

  • Connector.

    Rellena el póster de los retos

    Cuando completes un día del reto que estés practicando, rellena la casilla correspondiente del mapa. Cuando completes días consecutivos del reto, dibuja una línea uniendo las casillas. A medida que añadas marcas al póster, sentirás el deseo de no romper la cadena, lo que te dará más motivación para continuar con el reto. Esta técnica está respaldada por estudios psicológicos y resulta muy efectiva en la aquisición de hábitos. Rellena casillas hasta que las 30 estén marcadas, y en ese punto habrás terminado tu reto.

  • Connector.

    Comienza por el reto "30 días sin colocarse"

    Comienza por el reto “Colocado de realidad” y completa todos los retos de la Mente de Mono. Continúa con los de la Mente de principiante. A continuación, Mente Despierta, No Mente y, finalmente, Mente iluminada. Tu reto final debe ser Maestro Zen. Este es el orden en el que te iré describiendo los retos.

  • Connector.

    Si todos te parecen extremadamente difíciles, haz primero el reto "30 días sin procrastinar"

    Comienza por el reto “Colocado de realidad” y completa todos los retos de la Mente de Mono. Continúa con los de la Mente de principiante. A continuación, Mente Despierta, No Mente y, finalmente, Mente iluminada. Tu reto final debe ser Maestro Zen. Este es el orden en el que te iré describiendo los retos.

  • Connector.

    Qué hacer si un día te saltas el reto

    Si un día no realizas el reto (es algo que pasa), no rellenes la casilla. Cuando lo retomes, rellénala, pero no unas con la línea. De esta manera, tendrás un registro fidedigno y honesto de tus retos. Completar los retos de forma consecutiva es lo idea, pero no pasa nada si lo haces de forma no consecutiva. No por ello te animo a hacer el esfuerzo e intentar perder los mínimos días posibles. Además, mira qué feo queda el mapa cuando te saltas algún día…

  • Connector.

    Si realmente TE CUESTA, permítete ser flexible

    El objetivo no consiste en completar todos los retos lo más rápido posible. El objetivo es desarrollar un estilo de vida de crecimiento y experimentación que se continúe incluso después de que el curso se termine. El propósito es aprender tanto como sea posible de cada reto. Todo esto va de despertarte la curiosidad sobre aspectos y prácticas del desarrollo personal, que sepas de qué van e incluso puede sorprenderte cómo algunas prácticas se incorporarán a tu vida diaria.

  • Connector.

    Si "se te da bien" esto de los retos

    Si quieres, puedes hacer varios retos a la vez (aunque no se recomienda hacer más de 2 ó 3 al mismo tiempo). También puedes extender la duración de algún reto más allá de 30 días.

  • Connector.

    Copy of Construye confianza y disciplina en ti mismo

30 RETOS PARA EL DESPERTAR INTERIOR

Método práctico, basado en retos de 30 días, para conseguir tu desarrollo personal y conocer tus fortalezas.
Descárgate el póster para empezar.
DESCARGAR PÓSTER Y SUSCRIBIRME
*Te enviaremos email de confirmación para la suscripción.

Comentarios

Comments 2

  1. ¡Madre mía Mónica!

    Menuda oda a la fuerza de voluntad!

    ¿Tú los has hecho todos? O_O

    30 días con agua fría??? :O
    Prefiero 30 días sin sexo… jaja
    Así dejaré de ser un mono, y calentito.

    Un saludo 😛

    1. Post
      Author

      JAJAJAJAJA. Yo he hecho alguno de ellos durante los 30 días que propongo. Algunos los he extendido, y otros los he adaptado a mi vida cotidiana después de vivirlos. El resto, los he experimentado de forma puntual, no con tanta duración.
      Me alegro de que te guste la iniciativa 😉 Gracias!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *